Odontopediatría

Odontopediatría2019-04-06T10:20:09+02:00

En nuestra consulta, la principal preocupación es la salud de los pequeños, y para ello es fundamental realizar revisiones periódicas y aplicar medidas preventivas.

Diagnosticar y actuar a tiempo, con el tratamiento ortopédico más efectivo a cada edad, va a determinar un correcto desarrollo dentofacial del niño en crecimiento.

La odontopediatría es la parte de la odontología que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de la patología bucodental de los pacientes entre 0 y 14 años.

Se recomienda que la primera visita se realice con la aparición del primer diente temporal (diente de leche) o al cumplirse el primer año de edad del niño, o como muy tarde antes de los dos años. En ella, además de comprobar el estado de la dentición temporal, se explicarán técnicas de educación en higiene oral y recomendaciones dietéticas.

Conocemos la importancia de que los niños aprendan que acudir al odontopediatra es algo natural y necesario.

Por ello, la primera visita es fundamental y va a decidir, en muchas ocasiones, la futura actitud hacia la salud bucal. Conservar los dientes temporales es fundamental para el correcto desarrollo de los maxilares y, sobre todo, para la conservación del espacio en el que harán erupción los dientes permanentes. Generar en los niños el hábito de una correcta higiene bucal es brindarles la mejor fórmula para el mantenimiento de sus dientes durante toda su vida.

Nuestro equipo médico está altamente cualificado y muy motivado en el control y seguimiento de la evolución del crecimiento dental de sus hijos. Si desde pequeños, los niños aprenden a que ir al dentista es algo natural y necesario, cuando crezcan y se formen como personas habrán adquirido un buen hábito que repercutirá favorablemente en su salud dental.

La patología bucodental más frecuente en los pacientes infantiles es la siguiente:

Caries: Constituye una de las causas más habituales de consulta. Hay caries que se pueden diagnosticar mediante una exploración bucodental, aunque en niños es frecuente la aparición de caries interproximales, que sólo son observables mediante radiografías. Generalmente, la caries se trata con una obturación de composite, material totalmente estético y resistente. Es muy importante tratar las caries en dientes temporales, ya que restaurar la salud de esos dientes va a tener una gran influencia en la salud futura de los dientes permanentes.

Patología pulpar: Los dientes temporales, al igual que los permanentes, presentan pulpa dentaria (lo que solemos conocer como nervio del diente). En ocasiones, cuando las caries presentan una gran extensión y profundidad, contaminan la pulpa, por lo que hay que tratar el diente y la patología pulpar asociada.

Traumatismos: En odontopediatría, los traumatismos constituyen un motivo de urgencia. Es fundamental acudir a la consulta lo más rápido posible cuando ocurre un traumatismo bucodental. Es necesario valorar mediante exploración y radiografías el daño ocasionado y realizar el tratamiento correspondiente.