Endodoncias

/Endodoncias
Endodoncias2020-09-10T09:38:36+02:00

Nuestras piezas dentales cuentan con una serie de conductos en lo que es la raíz dental que es por donde pasa el conocido nervio dental.

Cuando este tipo de nervio se encuentra hinchado o inflamado es necesario retirarlo y limpiar en profundidad dicho conducto para poder eliminar de la mejor manera cualquier resto de bacterias o de tejidos de tipo necrótico para, posteriormente, sellarlo de forma eficaz.

endodoncia que es

Ahora ya sabes qué es una endodoncia. Todo este proceso se lleva a cabo mediante anestesia local, por lo que este tipo de tratamiento dental no producirá ningún dolor en la boca del paciente a tratar y conseguiremos con ello salvar la pieza o piezas dentales afectadas.

Cuanto cuesta una endodoncia

El precio de una endodoncia puede variar en función de la complejidad que tenga la pieza dentaria afectada.

Un diente puede tener un único conducto o contar con 2 ó 3 por ejemplo, que recordemos que es la zona donde se encuentra el nervio dental, por lo que cuanto menor sea el número de conductos, más sencillo será llevar a cabo una endodoncia, de ahí la varianza en el precio de la endodoncia.

También puede variar además en función de la tecnología o equipos necesarios para realizar la endodoncia de forma correcta. Por ejemplo, el uso de un microscopio odontológico, que acorta y mucho el tiempo en esta clase de tratamientos bucodentales.

Dolor después de endodoncia

Una vez se ha llevado a cabo este tratamiento, el paciente no sufrirá ningún tipo de dolor mientras dure la anestesia local empleada. Pero transcurrido ese tiempo o días después resulta muy común tener dolor después de una endodoncia, pero no te preocupes.

Dolor después de una endodoncia

Es una respuesta natural de nuestro organismo ante las acciones realizadas para llevar a cabo el tratamiento, aunque esto variará en función del caso de cada paciente. Esto se debe al empleo de los instrumentos, desinfección y obturación que se necesita realizar para efectuar una endodncia de forma correcta.

Generalmente, estos dolores suelen remitir transcurridos entre 5 y 7 días tras el tratamiento. En ciertos casos tu odontólogo te recetará analgésicos o antiinflamatorios para poder controlar de mejor forma los dolores postoperatorios.

Eso sí, en aquellos casos en los que el dolor continúe transcurrida una semana es conveniente entonces acudir a tu Clínica Dental de confianza para que tu dentista pueda evaluar de la mejor manera posible la situación.

Cómo prevenir la necesidad de endodoncias

Prevención de endodoncias

Como siempre comentamos desde Herrera Briones resulta de vital importancia llevar una adecuada higiene dental de forma diaria, cepillándote bien tus dientes al menos 3 veces al día, completando esta higiene con el uso de hilo o seda dental y enjuagues con colutorios.

Además de ello, también recordamos que es importante acudir a tu dentista al menos 2 veces al año para someterse a revisiones periódicas y prevenir cualquier tipo de afección bucal.

Cuándo necesitas una endodncia

Los síntomas típicos en los que se requiere un tratamiento dental de endodoncia son varios como pueden ser los que enumeramos seguidamente:

  • dolor dental que no desaparece a pesar de medicación de tipo analgésica. Además este tipo de dolor aumenta cuando nos acostamos a dormir.
  • si tenemos una pieza dental que ha perdido su color y esmalte también es sinónimo de necesitar una endodoncia
  • posible aparcición de pus en la encía afectada
  • padecer una hipersensibilidad a lo largo del tiempo ante alimentos o bebidas muy frías o muy calientes

Cómo se hace exactamente una endodoncia

Endodoncias cómo se hacen

Si quieres saber cómo se realiza una endodoncia para que no te pille por sorpresa, te enumeramos los pasos que se llevan a cabo.

  1. Diagnóstico que realiza el dentista sobre el estado en que se encuentra el diente.
  2. Aplicación de anestesia de tipo local
  3. Obertura de un agujero en lo que es la corona de la pieza dentaria por donde se podrá acceder a la pulpa para poder realizar su extracción de forma correcta y aislar de la mejor manera ese diente del resto de nuestro organismo.
  4. Instrumentación, es decir, limpieza en profundidad del conducto o conductos para dejarlos totalmente limpios.
  5. Realización de una obturación, sellando los conductos y dejando el diente enfermo totalmente insensibilizado. Lo que se conoce como matar el nervio.
  6. Control del proceso mediante una radiografía tras el tratamiento para conocer de primera mano la eficacia de la endodoncia realizada.